martes, 29 de enero de 2013

Anhelado final





La propuesta de este mes en Adictos a la escritura es el "Fin del mundo fallido".
Sentada en la cama, con las piernas arrimadas a su pecho, pendiente de cada ruido, Samantha esperaba el fin del mundo. Lo habían anunciado. Sentía que así seria, tal y cual lo habían asegurado. En tan sólo veintitrés años había conocido el dolor, la soledad, la desilusión... Su corazón se veía como un trapo viejo y sucio... Tenía miedo aunque en un punto sentía que era mejor así. Si bien era  difícil aceptar que todo terminaría, no podía pensar en otro día vacío, gris, sofocante... Hoy finalmente sería liberada... Se incorporó apenas para mirar por la ventana, el cielo era de un color azul noche brillante, salpicado de pinceladas grises y rosadas.
Sus padres y hermanos habían muerto siendo muy chiquita, en un accidente, habiendo sido ella la única sobreviviente. Jamás entendió por qué ni para que, hubiera sido mejor irse con ellos...
Miró el reloj, no sabía en qué momento exacto ocurriría. Su corazón latía desbocado, anunciando el final.
El mundo era un gran fiasco, donde la hipocresía, la traición, el engaño y la mentira estaban a la orden del día. Por eso era lógico su final. Ella esperaba otra cosa de la vida, no recordó un solo día de felicidad.
Comenzó a llover, al principio una lluvia fresca, tenue, que pronto se convirtió en una tormenta furiosa, con rayos, relámpagos y truenos iluminando el cielo. Se estremecía a cada instante.
- De modo que así será, dijo Samantha en voz alta, sorprendiéndose a sí misma con su voz. Así terminará todo...
Las puertas y ventanas abiertas golpeaban incesantes, con un viento impiadoso que las sacudía.
Samantha cerró los ojos y una luz penetró en sus pupilas, fue corriendo atraída por una fuerza desconocida. Un tibio calor se apoderó de su cuerpo entumecido, subiendo lentamente hasta cubrirlo todo. La estaban esperando, fue envuelta en un abrazo transparente, acogedor. Se sintió liviana, etérea, estaba rodeada del amor que tanto tiempo añoró. Era feliz, por primera vez en su vida era feliz.
Unos días más tarde encontraron a Samantha sin vida, sentada en la cama, con las piernas arrimadas a su pecho.

26 comentarios :

  1. Hola Gaby: Tu escrito es el primero que leo.
    Espero que no refleje tu estado de ánimo, ya que es bastante deprimente.
    No está mal, aunque te aconsejaría que lo revisaras, pues te faltan algunos acentos,acuérdate que el corazón no se puede ver y procura no mezclar los tiempos.
    Con cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
  2. Parece que murió feliz.
    Eso no es poco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. al menos sus ultimos instantes se inundaron de felicidad

    ResponderEliminar
  4. Bufff Gamyr... me ha puesto los pelos de punta.
    Me han gustado mucho tus descripciones: del estado de ánimo...del momento en todo ocurre...
    Felicidades
    Un besin

    ResponderEliminar
  5. Un relato muy triste, pero era lo que ella quería.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  6. Con las piernas apoyadas en el pecho me hizo imaginar la posición fetal... Ella quería eso pero ¡era demasiado joven!

    Un beso, cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era joven claro... pero nunca supo ni pudo ser feliz...
      Beso

      Eliminar
  7. me dio mucha tristeza solo pensar que alguien sea tan infeliz y se deje llevar asi de esa manera hasta la muerte, fallida o no

    besos, linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es triste Lau, por suerte solo es mi imaginación...
      Besos

      Eliminar
  8. ¿Qué empuja a las personas a dejar de creer en la vida, en los sueños, en el mañana...?

    Sobrecogedor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pregunta interesante, es una serie de cosas, como el desamor, la soledad, la indiferencia...
      Besos amig@mi@

      Eliminar
  9. Uy, no esperaba que muriera. Tu relato tiene sentido metafísico: esa chica estaba atrayendo a su vida todo lo malo con el pensamiento que tenía, y hay muchas personas que se dejan morir de tristeza.
    Interesante relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Muy intimista y que desprende una profunda tristeza...¿la muerte como salvación?, solo pensarlo siento escalofrios. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  11. Pues, la verdad, no entendí por qué murió. Perdóname, pero no puedo compartir que buscar la muerte sea una salida a una vida llena de pesares.
    El texto esta escrito de forma fluida y sencilla, trasmitiendo rápidamente un mensaje muy claro y poniendo al lector en la trama.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue su decisión Ibso, no quiere decir que yo la comparta.
      Gracias por comentar :)

      Eliminar
  12. Es bastante triste. Me llamó la atención la forma en que la chica era algo así como una variedad rara de suicida...

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario :)